Tengo 70 años y se pueden contar las veces que he ido al médico, solo tomando esto 3 veces por semana

Dentro de la variedad de plantas aromáticas que habitualmente utilizamos el orégano es una de las más conocidas.

Es originario de la zona mediterránea, tiene un aroma intenso que habitualmente utilizamos en la gastronomía, pero también produce flores que pueden utilizarse como centros de mesa decorativos ya que son muy hermosas y desprenden un perfume muy peculiar.

En la actualidad, se considera a la dieta mediterránea la base ideal para una alimentación sana y equilibrada que aporta los nutrientes necesarios al mismo tiempo que sus ingredientes colaboran en la prevención de enfermedades.

Éste es el caso del orégano, que nunca falta como ingrediente en ninguno de los platos típicos que componen esta dieta mediterránea por su alto contenido en vitaminas y minerales como potasio, calcio, hierro y zinc; como así también, altas dosis de fibra.

La medicina natural no podía dejar escapar al orégano como un componente más en la elaboración de remedios naturales y aprovechar de esta manera todos sus beneficios y propiedades.

Entre los múltiples beneficios que aporta el orégano podemos citar:

  • Desintoxica el organismo.
  • Mejora la función cerebral.
  • Mejora la calidad de la piel.
  • Elimina la inflamación.
  • Fortalece el sistema óseo.
  • Funciona como antioxidante.
  • Favorece procesos digestivos.
  • Elimina los espasmos intestinales.
  • Elimina los gases.

Para preparar las infusiones de orégano que te ayudarán a incorporar todos estos beneficios vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de orégano seco o 3 cucharadas de orégano fresco
  • 300 ml de agua

Hierve el agua y colócala dentro de una taza en donde ya tendrás preparado el orégano. Tapa la taza durante varios minutos, cuela y endulza con una cucharadita de miel.

Puedes tomar una taza tres veces a la semana para incorporar nutrientes y aprovechar su propiedades o una o dos tazas al día en caso de que presentes los síntomas antes mencionados.

Más propiedades medicinales y beneficios del uso del orégano.

Para aliviar los síntomas de los resfriados y catarros, prepárate una infusión con hojas de orégano. Agrega agua caliente a una taza en la que habremos puesto una cucharadita de hojas secas de orégano, tapa y deja reposar 3 minutos. Después colamos y bebemos poco a poco cuando se temple.

En general, el orégano es una planta medicinal muy beneficiosa para afecciones del aparato respiratorio debido a su efecto antiinflamatorio, analgésico y antiséptico. Realiza bahos o baños con unas gotas de aceite esencial de orégano.

Prepara un aceite de orégano o diluye el aceite esencial de romero en aceite base (de almendras dulces, argán, coco, oliva) y masajea las zonas con artritis, reuma, dolores musculares, lumbago, ciática, traumatismos (sin heridas abiertas), luxaciones, etc. para mitigar los dolores y estimular la mejora.

El orégano es una planta que estimula la circulación de la sangre tanto utilizado de forma externa como interna.

Si tienes problemas de gases y flatulencias, además de que el orégano contribuirá a prevenirlo, te ayuda a eliminarlos y aliviar sus molestias. Tómalo en infusión después de las comidas.

Podemos utilizar la infusión de orégano de forma externa para limpiar heridas, llagas, picaduras de insectos, etc.

Alivia los casos de tos realizando gárgaras con la infusión tibia de orégano. También puedes combinar el orégano con tomillo.

Podemos mejorar los casos de retención de líquidos con la infusión de orégano.

El orégano podría estimular la producción de estrógenos, hormonas femeninas que se reducen durante la menopausia.

Para los casos de fiebre, podemos reducirla con la ayuda de una infusión de orégano. Se debe tomar a temperatura ambiente. También se puede empapar un paño limpio en la infusión de orégano, agregar vinagre de manzana y aplicar el paño sobre la cabeza.

Si tienes dolores menstruales o el síndrome premenstrual, el orégano te vendrá muy bien. Puedes masajear la zona abdominal con el aceite de orégano y/o tomar infusión de orégano. Esta planta es muy útil para los dolores.

Debido a su acción antioxidante, el orégano es una forma natural de mejorar nuestras defensas y el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

El orégano puede contribuir a reducir los niveles de glucosa o azúcar en sangre en personas con diabetes.

Realizando buches o enjuagues con la infusión de orégano podemos cuidar de la salud de nuestra boca de forma natural.

loading...

Leave a Reply